6.21.2011

Mi efímera verdad.

Hoy podría ser otro día cualquiera. Otro de esos en los que os cuento alguna historia, vosotros la leéis y valoráis su calidad. En realidad no tengo ganas de eso. Mi verdad, ahora mismo, es una rabia interna de una potencia incontrolable. Lo mejor de todo: no sé el motivo. ¿Posibles causas? Miles. Desde esa chica que inconscientemente necesito para hablar con ella aunque sea un `hola´hasta la imperiosa necesidad de entrenar a un equipo de baloncesto pasando por las impresionantes ganas de ver algo que realmente me llene por dentro.

Hoy, hoy me siento un extraño dentro de mí mismo. Como si una nueva parte de mí hubiera brotado de entre lo más oscuro de mi ser. Podría explicaros esto de una forma poética, literario o llamadlo como queráis. Ciertamente, hoy no me importan ni los adjetivos que le pongáis a mi texto. Hoy expreso lo que siento de la forma más natural, tal y como aflora de mi interior. Hoy, mis manos tan sólo son un tren de mercancías que lleva mis pensamientos de mi mente hasta este lugar escondido de la red de redes. No hay truco, ni estilismo catalogable que valga. Hoy soy yo desde el inicio hasta el fin, sin flores ni purpurina.

Así, hoy soy rabia, ganas de pelear, ira, enfado, pasión por el enfrentamiento, dolor, impotencia, cólera, indignación, furia, locura... Lo peor es que, quizá, cuando terminé de escribir esto y lo publique, cambiaré de parecer. Surgirá algo que transforme mi situación anímica. Pero eso es algo incontrolable por mí, en cierta medida. Aún así, sed bienvenidos a mi efímera verdad.

2 comentarios:

  1. la verdad nose muy bien que decirte :S pero supongo que de vez en cuando todos tenemos dias asi
    un beso!

    ResponderEliminar